jueves, 11 de abril de 2019

No hay mujer fea, sino marido pobre

Fuimos a una fiesta y un amigo de mi marido llegó con su nueva novia... Chica bonita, pelo cepillado, uñas de gel, perfume importado, maquillaje impecable... Realmente, tengo que admitir que esa chica logró realmente poner celosas a las otras mujeres que estaban en la fiesta. Pues bien, salí a buscar una bebida y cuando vuelvo oí a mi marido hablando con otro amigo: "¡Uff! pero que primor de mujer!!! El tipo que suerte tiene!! Eso sí es una mujer!".

No se dio cuenta que escuche ese comentario, me quedé super molesta, pero no iba a arruinar la fiesta, aunque era impulsiva, me callé y pensé "un día se la recuerdo".

No pasó mucho tiempo fuimos invitados a otro evento y como la venganza es un plato que se come frío, pronto pensé: es hoy!!! Marqué horario para hacer pies y manos, hice cita en el salón para peinado, limpieza de piel, drenaje linfático, masaje relajante, pasé a la tienda y compré un vestido caro de marca, un par de zapatos nuevos porque no podían faltar, me maquillé con la mejor profesional de la ciudad y quede fascinada con el resultado de mis cambios...

Cuando mi marido llegó y me vio casi ni me reconoció, se quedó impactado y me dijo, después de no haberlo hecho en mucho tiempo, que me veía espectacular y que él sería la envidia de todos esa noche por llevar a su lado tal mujeron.

La noche fue maravillosa, bailamos, bebimos y nos divertimos, fue una noche increíble y más porque él no dejaba de mirarme y hacerme halagos y caricias... De vuelta a casa, dije que aún tenía una sorpresa para él. El hombre se volvió loco, los niños no estaban en casa, así que pronto el muchacho se puso todo emocionado.

Finalmente en casa le devuelvo su tarjeta de crédito junto con las facturas de pago de todos los gastos que me permití ese día... Casi tuvo un infarto, nada más nada menos que unos $2.500,00 para pagar, por cierto no encontré ninguna promoción a meses sin intereses, ups! Ese hombre se volvió loco y preguntando porque lo hice? Como iba hacer para pagar? Y yo toda hermosa y plena respondí: Baah! estás pensando que tener un "primor de mujer" es barato?? Pues no chiquito, para que te sientas afortunado de la mujer que tienes a lado hay que invertirle también, no sólo es tener esposa y darle para el gasto, también hay que darle un extra para que se vea y se sienta bien con su arreglo personal...

No hay mujer fea, sino marido pobre

Moraleja de esta historia de humor: no hay mujer fea, sino marido pobre
Tómala cabrón, antes de ponerte a ver otras mujeres y pensar si "así fuera la tuya" piensa en que es lo que haces para que ella se vea como esas mujeres que se roban las miradas...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Humor Relacionado