lunes, 15 de abril de 2019

El gran secreto de las mujeres en el baño

El gran secreto de las mujeres en el baño

El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de chiquitita tu madre te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza. Finalmente te instruía: 'Nunca, nunca pero nunca te sientes en un baño público'
Y luego te mostraba 'la posición ninja' que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.
'La Posición' es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos,
'la posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar.

Cuando TIENES que ir a un baño público, te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro estan regalando penes. Así que te resignas a esperar, sonriendo como pelotuda a las demás mujeres que también están discretamente cruzando piernas y brazos en la posición oficial de
'me estoy 'meandooooooooo!
Finalmente te toca a ti, si no llega la típica mamá con 'la nenita que no se puede aguantar más'.
Entonces verificas cada puerta por debajo para ver si no hay piernas.
Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo.
Entras y te das cuenta de que el putisimo picaporte no funciona (nunca funciona);
no importa... Cuelgas el bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspeccionas la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí,
así que te lo cuelgas del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de cositas que fuiste metiendo dentro, la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso...

Pero volviendo a la puerta... Como no tenía picaporte, la única opción es sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas los pantalones y te pones en 'la posición ninja'... Alivio...... AAhhhhhh.... por fin...
Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... Porque estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, los calzones cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 kg
colgando de tu cuello.
Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza 'jamás te sientes en un inodoro público!!', así que te quedas en 'la posición' con el tembleque de piernas... Y por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíííííísima del chorro te salpica en tu propio culo y te moja hasta las medias!!!
Con suerte no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar 'la posición' requiere una gran concentración.

Para alejar de tu mente esa desgracia, buscas el rollo de papel higiénico pero, no hayyyyyy...!
El rollo esta vacío...! (siempre) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos de cachivaches que llevas en el bolso haya un miserable pañuelito descartable... pero para buscar en tu bolso tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio....... Y en cuanto la sueltas, alguien la empuja y tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco, mientras gritas OCUPAAADOOOO!!!
Ahí das por hecho que todas las que esperan en el exterior escucharon tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo (en eso las mujeres nos respetamos mucho)

Sin contar el garrón del portazo, el desnuque con la correa del bolso, el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas... el recuerdo de tu mamá, que estaría avergonzadísima si te viera así... porque su culo nunca tocó el asiento de un baño público, porque francamente, 'tú no sabes qué enfermedades podrías agarrarte ahí'....
estás exhausta, cuando te paras ya no sientes las piernas, te acomodas la ropa rapidísimo y tiras la cadena tratando de tocarla lo menos posible, por si las enfermedades... Entonces vas al lavabo.
Todo esta lleno de agua así que no puedes soltar el bolso ni un segundo, te lo cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona el grifo con los
sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca, y consigues jabón (si es que lo hay), te lavas en una posición de jorobado de Notredame para que no se resbale el bolso y quede debajo del chorro...
El secador no lo usas, es un trasto inútil así que terminas secándote las manos en tus pantalones, porque no piensas gastar tus pañuelos descartables para eso y sales...
En este momento ves a tu chico que entró y salió del baño de hombres y encima le quedó tiempo de sobra para leer un libro de Borges mientras te esperaba.
'¿Por qué tardaste tanto?'' te pregunta él ya aburrido.
'Había mucha cola' te limitas a decir.

Y esta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad, ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el pañuelitos por debajo de la puerta y así es mucho más sencillo y rápido ya que uno sólo tiene que concentrarse en mantener 'la posición' y la dignidad...

Créditos a : Mr. WTF

jueves, 11 de abril de 2019

No hay mujer fea, sino marido pobre

Fuimos a una fiesta y un amigo de mi marido llegó con su nueva novia... Chica bonita, pelo cepillado, uñas de gel, perfume importado, maquillaje impecable... Realmente, tengo que admitir que esa chica logró realmente poner celosas a las otras mujeres que estaban en la fiesta. Pues bien, salí a buscar una bebida y cuando vuelvo oí a mi marido hablando con otro amigo: "¡Uff! pero que primor de mujer!!! El tipo que suerte tiene!! Eso sí es una mujer!".

No se dio cuenta que escuche ese comentario, me quedé super molesta, pero no iba a arruinar la fiesta, aunque era impulsiva, me callé y pensé "un día se la recuerdo".

No pasó mucho tiempo fuimos invitados a otro evento y como la venganza es un plato que se come frío, pronto pensé: es hoy!!! Marqué horario para hacer pies y manos, hice cita en el salón para peinado, limpieza de piel, drenaje linfático, masaje relajante, pasé a la tienda y compré un vestido caro de marca, un par de zapatos nuevos porque no podían faltar, me maquillé con la mejor profesional de la ciudad y quede fascinada con el resultado de mis cambios...

Cuando mi marido llegó y me vio casi ni me reconoció, se quedó impactado y me dijo, después de no haberlo hecho en mucho tiempo, que me veía espectacular y que él sería la envidia de todos esa noche por llevar a su lado tal mujeron.

La noche fue maravillosa, bailamos, bebimos y nos divertimos, fue una noche increíble y más porque él no dejaba de mirarme y hacerme halagos y caricias... De vuelta a casa, dije que aún tenía una sorpresa para él. El hombre se volvió loco, los niños no estaban en casa, así que pronto el muchacho se puso todo emocionado.

Finalmente en casa le devuelvo su tarjeta de crédito junto con las facturas de pago de todos los gastos que me permití ese día... Casi tuvo un infarto, nada más nada menos que unos $2.500,00 para pagar, por cierto no encontré ninguna promoción a meses sin intereses, ups! Ese hombre se volvió loco y preguntando porque lo hice? Como iba hacer para pagar? Y yo toda hermosa y plena respondí: Baah! estás pensando que tener un "primor de mujer" es barato?? Pues no chiquito, para que te sientas afortunado de la mujer que tienes a lado hay que invertirle también, no sólo es tener esposa y darle para el gasto, también hay que darle un extra para que se vea y se sienta bien con su arreglo personal...

No hay mujer fea, sino marido pobre

Moraleja de esta historia de humor: no hay mujer fea, sino marido pobre
Tómala cabrón, antes de ponerte a ver otras mujeres y pensar si "así fuera la tuya" piensa en que es lo que haces para que ella se vea como esas mujeres que se roban las miradas...

miércoles, 10 de abril de 2019

El funeral de la tía que vivía en Miami

Toda la familia en Cuba se quedó sorprendida cuando llegó de Miami un ataúd con el cadáver de una tía muy querida. El cuerpo estaba todo apretado en el cajón con la cara aplastada contra el cristal de la tapa.
Al abrir el cajón, la familia encontró una carta prendida a la ropa con una aguja que decía:
Queridos Papá y Mamá:
Estoy enviando el cuerpo de Tía Jimena, para que hagan el entierro en Cuba, tal como ella quería; disculpen por no poder acompañarla pero los gastos fueron muchos, con todas las cosas que aprovechando las circunstancias les estoy enviando.

Abajo de la tía, en el fondo del ataúd, encontrarán:
12 latas de atún
12 botellas de acondicionador
12 de shampoo Pantene anticaspa
12 frascos de Vaseline Intensive care (bueno para la piel, NO sirve para cocinar)
12 tubos de crema dental Colgate
12 cepillos de dientes
12 latas de frijoles Span (españolas, de las mejores)
4 latas de chorizos (de verdad)
Dividan con la familia, (¡¡¡¡¡¡ SIN PELEAS !!!!!!)

En los pies de Tía Jimena están:
1 par de tenis Reebok nuevos talla 9, son para Juan (pues con el cadáver del tio Esteban no le mandamos nada y se quedó enojado).
En su cabeza hay:
4 pares de calcetines nuevos para los hijos de Antonio, son de diferentes colores; de nuevo por favor (SIN PELEAS)

Tía Jimena está vestida con:
12 sudaderas Ralph Lauren, una para Robertito y las otras para tus hijos y nietos.
Ella también lleva:
12 sostenes Wonder Bra, dividan entre las mujeres, igual que las 20 botellitas de esmalte para uñas Cover Girl que están en las esquinas del ataúd.

Tía también lleva puestos:
9 pantalones Dockers y 3 Levis. Papi: quédese con 3 y les regala los otros a mis hermanos.El reloj Seiko que papá me pidió, lo lleva puesto en la muñeca izquierda; también usa los aretes, pulseras y anillos que mamá quería y me pidió.
La cadena en el cuello es para mi prima Carlota; los 8 pares de medias Channel son para repartir con mis amigas y las vecinas, o si quieren pueden venderlas, (POR FAVOR, no las vendan baratas, que son de las caras).
La dentadura que le pusimos es para la Abuela que hace años está sin dientes y no puede masticar.
Los lentes bifocales son para Alfredito, pues son del mismo grado que el usa; también es para el la gorra del equipo de baseball de los Orioles que lleva puesta.
Los aparatos para la sordera que usa la tía, son para la tía Carola; no son exactamente los que necesita, porque son de segunda mano, los nuevos están carísimos.
Los ojos de tía no son de verdad, son lentes de contacto, quítenselos ya que son de Marcela, se los debía desde su fiesta de quince años.
En los dedos de los pies, van los anillos de oro para el casamiento de Josefina, para que este súper hermosa ese día.
Espero que nadie se queje esta vez.
Con mucho amor,
María Dolores.

PD: Por favor consigan ropa viejita para vestir a la tía y manden a decir una misa para el descanso de su alma.
Como verán el cajón es de muy buena madera, no agarra termitas, desháganlo y hagan las patas de la cama de mamá y cómprenle un cajón de los baratos, pues a la tía le gustaban las cosas sencillas.
Saquen el cristal del ataúd y arreglen el portarretratos de la abuela que está roto hace años.
Con el forro del cajón, que es de satín blanco de 20 dólares la yarda, Josefina puede hacerse su vestido de novia.
Me despido contándoles que con la muerte de Tía Jimena, la Tía Blanca se quedo muy triste y enferma; creo que pronto les estaré mandando más cositas.

El funeral de la tía que vivía en Miami

lunes, 8 de abril de 2019

Chiste : Dos mujeres borrachas en el cementerio

Un chiste para comenzar la semana, Dos mujeres borrachas orinando en el cementerio. Si te gustó este chiste con chicas ebrias como protagonistas, no olvides compartir este chiste y otros artículos de humor en tus redes sociales.
Siguenos en nuestras redes sociales para seguir muriendo de la risa.

Chiste Dos mujeres borrachas orinando en el cementerio

Chiste : Dos mujeres borrachas en el cementerio

Dos mujeres borrachas se detienen a orinar en un cementerio...
La primera en orinar no tenía con qué secarse; por lo tanto, agarra su tanga, se seca y la tira.
La segunda, que tampoco tenía nada con qué secarse, pensó:"yo no voy a tirar mi tanga... carísima, de Victoria's Secret". Entonces, agarra la cinta de una corona que estaba encima de una tumba y la coloca dentro de la tanga para no mojarla...

Al día siguiente, uno de los maridos llama al otro y le cuenta:
- Mi mujer llegó anoche a casa borracha y sin tanga... terminé con mi matrimonio!
Y el otro le responde:
- Tuviste suerte amigo!!! ¡La mía me salió más puta!, llegó a casa borracha y con una cinta en el culo que decía:
¡JAMÁS TE OLVIDAREMOS! Con cariño: Antonio, Carlos, Pepe, Juan, Julio, José, Pedro y toda la facultad de Ingeniería!..

domingo, 7 de abril de 2019

¿Por qué los hombres son tan felices?

¿Por qué los hombres son tan felices? Así respondió una mujer y la respuesta de volvió viral por las razones que da. Un texto de humor para compartir con todos los hombres que son felices!!

¿Por qué los hombres son tan felices?

¿Por qué los hombres son tan felices?

Pues fácil, porque tienen una vida a toda madre:

-- Conservan su apellido toda la vida.

-- Nunca quedan embarazados.

-- Los mecánicos no les hablan en chino, ni les ven la cara de pendejos.

-- Las arrugas les añaden carácter.

-- Las canas les agregan atractivo.

-- Los zapatos nuevos no les vuelven pedazos los pies.

-- Sus llamadas telefónicas duran 30 segundos.

-- Para unas vacaciones de 15 días necesitan sólo una maleta y va media vacía.

-- Pueden abrir todos los frascos y botellas sin pedir ayuda.

-- Les vale madre si alguien aparece en una fiesta con la misma ropa que ellos, hasta se vuelven amigos.

-- Les vale madre usar el mismo traje en las últimas 12 bodas.

-- Se pueden comer un plátano en sitios públicos.

-- Pueden ver televisión con un amigo en silencio total, durante horas, sin pensar: ¿Será que está enojado conmigo?

-- Sus calzones cuestan $100.00 en pack de seis.

-- Tres pares de zapatos son más que suficientes para diez años.

-- El mismo peinado les dura años, quizás décadas, sino que toda la vida y si se aburren se rapan sin
remordimientos.

-- Pueden tener juguetes toda su vida.

-- Pueden ponerse traje de baño sin importarles cómo luzcan sus piernas o si les cuelga la panza. A ellos les vale madre, son felices de cualquier forma.

-- No se preocupan nunca de ¿qué vamos a preparar mañana para la comida?

-- Pueden aumentar cinco kilos y ni se dan cuenta, y si se dan cuenta también les vale madre.

-- Con panza o sin panza pero con billetes siguen teniendo mucho pegue

Y lo peor de todo...
¡¡¡ Es que todo esto es cierto!!!.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Humor Relacionado