sábado, 7 de febrero de 2015

Cuestión de olfato (Chiste)

Un chiste o cuento de humor largo y divertido, ideal para contar en la sobremesa o compartir en sus redes sociales preferidas!

Cuestión de olfato (Chiste)

Cuestión de olfato (Chiste)

Un hombre llega a un restaurante. El mozo se acerca y le pregunta:

Mozo: "Le traigo la carta?"

Cliente: "No, gracias. Mejor pasame el tenedor que está en aquella mesa".

El mozo le alcanza el tenedor y el cliente lo huele.

Cliente: "Traéme ese lomo a la riojana que parece estar muy tierno"

El mozo queda anonadado y va en busca del pedido.

Al terminar de comer, el cliente llama al mozo.

Mozo: "¿Le traigo la carta para el siguiente plato?"

Cliente: "No viejo, pasame el tenedor que está en aquella mesa"

El mozo le alcanza el tenedor y el cliente lo huele.

Cliente: "Traéme ese bife de toro que les trajeron ésta mañana que promete y parece espectacular"

El mozo se va más anonadado aún y pensando… ("¿cómo sabe éste desgraciado lo que comió la gente que usó esos tenedores?"). Entrega el pedido y sigue atendiendo.

Al terminar de comer, el cliente llama al mozo.

Mozo: "¿Le traigo la carta de postres?"

Cliente: "¿Me estás cargando?, traéme el tenedor de esa mesa"

El mozo le alcanza el tenedor.

Cliente: "Traéme esa selva negra que parece bastante húmeda y fresca"

El mozo se va engranadísimo por no poder creer lo que le estaba pasando, retira el pedido y se lo alcanza al cliente.

Al terminar el postre, el cliente llama al mozo.

El mozo, que estaba atendiendo a otra mesa le pregunta:

Mozo: "¿Le alcanzo la carta de especialidades en cafés?"

Cliente: "No viejo, mo me jodas, traéme esa cuchara que está en aquella mesa"

Mozo: "En un momentito se lo alcanzo".

El mozo se va corriendo a la cocina y le dice a Olga (la cocinera):

Mozo: "Olguita, hacéme una gauchada, pasate ésta cuchara por tus partes íntimas"

Olga: "Pero vós estás loco o tomaste demasiadas sobras de vino?"

Mozo: "No Olguita, en serio, te lo pido por favor, hacéme esa gauchadita… Después te lo explico"

Olga, de muy mala gana le hace el favor y le devuelve la cuchara.

El mozo se dirige a la mesa y, tras disculparse por la demora, le entrega la cuchara al cliente. Este lo huele y le pregunta:

Cliente: "No me digas que Olga trabaja acá?"

0 comentarios:

Publicar un comentario